La Nueva Trinidad

No entiendo el jaleo que se ha montado.

El ser humano, todos los seres humanos con neuronas dentro del cráneo, cambiamos de opinión.

¿Acaso Ud. no lo ha hecho nunca?

Vamos a una tienda, vemos algo que nos mola, lo compramos o decidimos que vamos a comprarlo y a las pocas horas, o días, decidimos que no es lo que pensábamos y lo devolvemos (en los almacenes Online existe aquello del periodo Cool-off) y por lo general no pasa nada.

Por tanto, no tiene nada de especial el bandazo de Pedro, del dúo pedro y pablo (también conocidos como los Picapiedra españoles); lo que otrora era rebelión ahora sea, si algo, sedición.

Rectificar es de sabios, aunque alguien pueda “rectificar” para acabar equivocándose, que también pasa.

Lo malo es que, en este caso, a tenor de las explicaciones de la compañera de francachela del tal Villarejo, (ya saben el que montaba chiringos con prostitutas por aquello de la información vaginal o vagino-policial) la actual ministra de justicia, esa no es esa la explicación:

“El Presidente” no era “Presidente” cuando el Dr. Sánchez hizo aquellas enfáticas afirmaciones sobre la rebelión.

No es una rectificacion o cambio de opinion. Se trata por tanto de algo distinto. Algo que me hace pensar en la santísima trinidad, ya saben el padre, el hijo el espiritu-santo; tres en uno.

De momento solo tenemos dos, “El presidente” y el “Dr. Pedro”, por tanto tendriamos que hablar del misterio del Duo; Dos personas y una al mismo tiempo, y como todos los misterios, dificil de entender.

Eso explicaría muchas cosas y por tanto en vez de criticar al “Presidente” por lo que hace o no hace (por ejemplo, convocar elecciones a la mayor brevedad) hemos de pensar que no era “El Presidente”, sino el “Dr. Sánchez” el que hablaba, y por tanto “El Presidente” no está incumpliendo promesa alguna, ni está cambiando de opinión ni se esta contradiciendo. El, “El presidente” ni dijo ni prometió nada, fue la otra entidad, “El Dr. Sánchez” quien lo hizo.

Por supuesto habrá gente que no esté de acuerdo conmigo y piense que en realidad se trata de un caso de trastorno de identidad disociativo tipo Norman Bates el de “Psicosis” o “Dr. Jekill y Mr. Hyde” que escribiera Robert L. Stevenson.

Otros (Hay gente “Pa too”) pensarán algo mas Sencillo; es un caso de caradura sin escrúpulos que es capaz de hacer o decir una cosa y la contraria con tal de mantenerse en la “Poltrona Monclovita” a la que llegó por la puerta de atrás, que no por aclamación popular.

Pero como en el fondo soy un tanto idealista y me encanta pensar bien de todo el mundo, prefiero imaginar que no se trata de otra salida de pata de banco de la ministra (pobrecita, aún estará recuperándose de la cena con Villarejo el de la grabadora) para justificar que el actual presidente es un Jeta sin escrúpulos, o evitar el miedo que puede producir en la gente común pensar que estamos en manos de alguien que sufre un trastorno como el TID, sin diagnosticar y por tanto sin tratamiento.

Me inclino a pensar que se trata de un misterio, parecido al de la trinidad, aunque en plan duo.

Aunque ahora que lo pienso, estoy equivocado. No es duo, es trinidad, “La Nueva trinidad”

A saber:

El Dr. Sánchez, que dijo lo que dijo. El Presidente Sánchez, que no dijo lo que dijo, pero ahora opina lo que opina y por último, El “Espiritu-Sánchez” que inspiró e inspira a la abogacía del estado en sus conclusiones; En Agosto (“El Presidente ya era presidente) y con prisas a los reos se les acusaba de malversacion y Rebelion. Ahora, la malversacion persiste pero donde dije (dijeron) rebelión digo (es decir dicen)sedición.

La Nueva trinidad. De eso se trata nada mas, y nada menos.

Ah, y no le den mas vueltas ni intenten buscarle una explicacion racional. Si a día de hoy nadie ha logrado explicar el misterio de la Santísima trinidad, y eso que llevan siglos en ellos, encontrar una explicacion racional para esta Nueva Trinidad va para largo…

Que los misterios, misterios son.

Advertisements

¿Quién manda realmente en el gobierno?

Que haya gobiernos en minoría gracias al apoyo de otros grupos más minoritarios que ellos, no es malo. Ha ocurrido bastantes veces en el cortijo nacional, y a veces evita situaciones de rodillo parlamentario donde todo se impone por santas narices.

No es necesariamente malo, pero tiene como consecuencia gobiernos débiles de los que esas minorías consiguen lo que de otra forma sería impensable.

Lo que no me hace tanta gracia es que sea el líder de una fuerza, o suma de fuerzas, quien marque la política a seguir por el gobierno, lo que es igual, que este gobernando en la sombra moviendo los hilos de esa marioneta trolera llamada Dr. Sánchez, don Pedro, el de la tesis fulera.

Parece que no teníamos bastante con los “nacionalistas apandadores” de toda la vida y por eso parió la abuela podemista imponiendo su populismo (en muchos casos irrealizable) a un pelele que acepta doblando el cuerpo de forma reverente (o en plan “cuarto de ascensos”) porque sabe que su futuro en la Moncloa depende del tío de la coleta.

Lo contrario son las elecciones y por ahí, a pesar de que el CIS cocinado sin cocina dice lo que dice, Sánchez, no pasa.

Por cierto, hablando del CIS, que pena. Se nota que para algunos sobran los sociólogos de verdad en este país. Pero esa es otra historia.

Lo que hoy nos ocupa es que la parte fuerte de los “Picapiedra políticos” , es decir Saulo Emanuel, está sacudiéndole el polvo a Pedrín y éste, rodeado como está de mentirosos compulsivos (que siguen erre que erre, aunque el vaticano les corrija) ministros tocados (sociedades patrimoniales, Villarejo, sus chicas, sus chicos y sus investigaciones vaginales, etc.) dice amén a todo cuando lo mas sensato es convocar elecciones tomar el timón con el apoyo del respetable, o de no ser así, dejar paso a la savia nueva, si es que eso existe entre la clase política española.

Pedro quiere ganar tiempo porque en la Moncloa se esta muy bien, supongo, y porque por mucho que la encuesta cocinada sin cocina, es decir cocinada en frío, diga que su estrella esta en ascenso, el sabe que eso es cuando menos cuestionable. El sabe que a sus predecesores les han llamado de todo menos bonitos, pero a ninguno antes que a él se le ha conocido como “El Okupa de la Moncloa” o “presidente Okupa” por muchos españoles, que al fin y a la postre somos sus empleadores.

Y eso tiene que molestar bastante, porque sabe que si bien la maniobra utilizada para encaramarse a la poltrona fué legal, no dejo de ser una entrada por la puerta de atrás, y eso nunca es bueno.

Me pregunto que tiene el poder que aquellos que lo alcanzan son incapaces de alejarse de el con dignidad, incluso tras haber prometido elecciones de forma inmediata… claro que en eso de mentir… su tesis y sus bandazos, es decir su fama, lo preceden.

El que hoy su apoyo en el parlamento le esté llamando a capítulo para recordarle que el apoyo a los presupuestos, y consecuentemente al gobierno, tiene un precio establecido por unos pactos que son de obligado cumplimiento hace que al menos yo me pregunte quien es el que realmente manda en el gobierno de España; ¿El presidente o el titiritero que mueve las cuerdas desde las sombras?

Errare humanun est, sed perseverare diabolicum

Los mozos de escuadra estaban sobre aviso. Confirmado por activa, por pasiva, y por obra y gracia del periódico de Cataluña, cuyo director estuvo o está en el punto de mira tanto de Forn, Puigdemont y Trapero, es decir, los (i)responsables catalanes, como de los trolls a sueldo en las redes sociales, amenazas de muerte incluidas.

Al final los (i)responsables del cotarro; Carles, Joaquim y Joseph Lluis (Pepe Luis en la tierra de sus ancestros) han tenido que admitir que el aviso, lo que es llegar, llegó. Pero que no le dieron credibilidad, lo cual es posible, “Errare humanun est, …”.

Pero si bien es cierto que meter la pata es cosa humana, aunque no deseable, también lo es que mentir está muy feo, y si a eso le sumamos hacerlo de forma reiterada y el intento de matar (en sentido figurativo) al mensajero, es incluso peor.

Érase una vez un país, llamado España, donde unos descerebrados decidieron hacer saltar por los aires varios trenes causando con ello la acción terrorista con mayor número de muertos en Europa, al menos hasta la fecha.

Ese país, o mejor dicho sus ciudadanos, estaban a punto de acudir a las urnas para elegir nuevo parlamento. El gobierno, entonces en funciones, hubo de torear el morlaco de un atentado sin precedentes, e informó de manera errónea al afirmar que ETA estaba detrás del atentado.

A día de hoy no está muy claro si el hecho de que el dedo acusador apuntara en la dirección de la banda terrorista ETA fue producto de un afán de mentir o de un error genuino causado por las primeras informaciones remitidas al ejecutivo por los cuerpos policiales.

Bien por error, bien a posta, la realidad es que el gobierno de entonces mintió.

Fueron jornadas de SMS, de “Pásalo”, de movilizaciones rodeando la sede del partido en el gobierno… y al final quienes se daban ganadores en las encuestas fueron arrojados del poder y llego a la poltrona monclovita el presidente Zapatero.

Hay algo en común entre los hechos del pasado y los actuales; En ambos casos no se dijo la verdad.

Sin embargo en el caso actual se sabe que la mentira fue eso, una mentira a posta para no admitir que habían metido la pata hasta la cadera al desestimar las informaciones de los americanos, y por supuesto, la ausencia de SMS, “Pásalo”, movilizaciones callejeras, etc.

Los mismos que ahora hacen llamamientos a la unidad contra el terrorismo, o los mismos que ahora guardan silencio, no dudaron entonces en “pasar” el SMS y soliviantar a la masa al grito de “Gobierno mentiroso”

A día de hoy no se han exigido responsabilidades o dimisiones que tendrían su lógica no tanto por el error, que es humano, como por las reiteradas mentiras dichas desde el gobierno de la Generalidad catalana “…sed perseverare diabolicum”